Descubriendo Arch y sus derivadas

Pues ya llevaba un tiempo cansado de Debian, Ubuntu y sus derivadas (que cada vez me resultan mas parecidas a Windows… poco estables y dando errores al inicio cada dos por tres), así que me decidí a probar con el mundo Arch, y por el momento la experiencia es buena.

En la oficina instalé una Arch “pura”, y la verdad, me pareció un proceso de instalación bastante complicado, así que en mi ordenador personal he optado por una de sus derivadas: Antergos.

Todo parece funcionar correctamente, y he descubierto la herramienta yaourt, que, la verdad, es una maravilla.

Veremos que tal evoluciona!! desde luego, vamos a dejar el mundo Debian por el momento a mi nueva Raspberry Pi 3 (de la que hablaremos en otra ocasión).